¿Cuánto duraría Scioli como presidente?

Voy a hacer un poco de futurología y le pido al lector que me siga el juego. Es muy probable que Daniel Scioli, el candidato del oficialismo, se convierta en Octubre en el próximo presidente argentino. ¿Por qué digo ésto? Porque las encuestadoras lo mantienen en unos 40 puntos, mientras que Macri ha perdido terreno y dudo que llegue a los 30. Massa, en tercer lugar, será el que más puntos haya ganado en estos meses (logró unos 20 puntos con su partido y calculo que llegará a unos 24) pero quedará lejos del macrismo. Y, de no ser así en Octubre, en el balotaje Macri no le gana un “mano a mano” (es largo de explicar, pero hay que hablar del voto peronista del massismo y Rodriguez Saa, del voto progresista de Margarita, etc), por lo que tendrá el mismo fin.

Daniel Scioli será presidente pero tendrá un problema: su propio partido que recuerda la historia del aún hoy gobernador de la provincia de Buenos Aires.

Le cuento la paradoja en pocas palabras para el que lee esto desde el exterior y no comprende mucho sobre el tema. Daniel Scioli es un ex corredor de lanchas que comenzó en la política de la mano de Carlos Menem (a quien aprecia mucho). Fue diputado nacional con Menem, Secretario de Deportes con Duhalde, vicepresidente con Néstor Kirchner y dos veces gobernador de Buenos Aires durante el mandato de Cristina.

A pesar de pertenecer al FPV, su pasado viene del peronismo conservador y eso siempre cayó mal en el oficialismo (a pesar de que Néstor también era menemista y Cristina elogiaba a Cavallo, pero esa es otra historia). Ni hablar de los sectores más “progresistas” y “revolucionarios” como la agrupación La Cámpora del Frente Para la Victoria, en donde claramente no lo pueden ni ver.

En definitiva, es el patito feo del partido.

Pero la obstinación de Daniel por llegar a cumplir sus objetivos (cuales fueran) pareciera tener un dios aparte porque será presidente gracias a dos cuestiones.

La primera es que el partido oficialista no pudo hallar a un tipo con imagen positiva en todo el movimiento como para llevarlo a continuar con su “modelo”. Es increíble, pero en 12 años no pudieron construir un kirchnerista que no sea Néstor o Cristina (al hijo no lo podemos contar aún porque nunca hizo nada y debería armarse de una carrera política un poco más abultada para ser considerado). Los kirchneristas más fuertes como De Vido, Fernandez, Moreno, Kunkel, Larroque o Conti no llegarían jamás. Otros kirchneristas que pudieron ser interesantes en su momento se fueron, como Alberto Fernandez, Lavagna y el propio Massa, y hay otros que directamente están más cerca de las rejas que de la plaza, como Jaime y Boudou.

En definitiva, intentaron con Florencio Randazzo, un muchacho que se hizo popular por hacernos cambiar el DNI varias veces (aunque el sistema ha mejorado bastante, eso es cierto) y por sacarse fotos con los trenes nuevos que van llegando desde China (tras la catástrofe de Once). Su imagen era positiva, pero no tenía peso a nivel nacional.

La idea entonces fue hacer una interna (PASO) entre Scioli y Randazzo, pero una “presión” (por así decirlo) desde arriba obligo a que quede un sólo candidato. Obviamente, el que más puntos tenía era Scioli y quedó nomás.

La segunda buena fortuna de Daniel Scioli es que tiene una imagen positiva en la gente. Quizás el hecho de hablar sin decir nada, mostrarse sin mostrarse, hacer que se juega pero no jugarse, hace que la gente diga “bueno, hace años que está en esto y no le ha pasado muchas cosas graves, por qué no”. Daniel, siempre lo dije en mi círculo íntimo, es como un gato porque siempre cae bien parado.

Scioli suma puntos de todas partes: del peronismo conservador, del que cree que el gobierno estuvo más o menos bien pero no tolera el autoritarismo de Cristina, del que quiere permanecer en “el modelo” porque está pagando la cuota del ProCreAr, de muchos habitantes de la provincia (Buenos Aires es muy grande), etc.

La historia terminó en Scioli como candidato único. Pero, repito, tiene más enemigos adentro que afuera. Recordemos hace un par de años cuando la provincia debía meses de sueldos. Los maestros paraban casi todos los días (ese año los chicos tuvieron más horas de videojuegos que de clases, seguro). Scioli le reclamó a la Nación que le mande el dinero que le correspondía pro la coparticipación, y logró enojar al león. Durante meses le tiraron mierda por todos lados. Hasta Mariotto, su vicegobernador, hacía actos y lo criticaba (ni hablar de la presidenta). También había tenido encontronazos con Néstor años atrás.

La Cámpora esperaba ubicar a uno de los suyos, pero evidentemente consideraron desde el cristinismo que no estaban listos. ¿Puede ser que gobiernen en el futuro, quizás con Larroque, Recalde o Máximo? ¿Por qué no?

En definitiva, Scioli será presidente gracias al partido en donde tiene enemigos, pero con una condición: su vice será Zannini, uno bien del riñón K.

Ahora bien, ¿qué va a pasar cuando asuma? ¿Zaninni será el nexo entre Scioli y Cristina? ¿Llegarán las órdenes desde El Calafate y Scioli deberá simplemente ejecutarlas? La teoría del doble comando es la más fuerte. También podríamos plantearnos que los próximos 4 años pasen en calma, con un presidente que en 20 años nadie recuerde.

Ahora, mi hipótesis es más arriesgada. Conforme a lo visto en años anteriores, es probable que en algún momento Daniel diga “acá el presidente soy yo” y comience a tomar medidas que no vayan a caer bien en El Calafate, por lo que la historia se pondrá bien tensa. No me imagino un presidente aguantando por mucho tiempo los embates del kirchnerismo, por lo que lo llevaría a Scioli a decir “hasta acá llegué, asume Zannini”. Zannini, estaría un tiempo y convocaría a elecciones en donde, finalmente, el kirchnerismo duro volvería a asumir (en el camino, en el caso que Zannini también renuncie, el Congreso elige a un funcionario para ocupar el puesto hasta que convoque a elecciones). ¿Existe la posibilidad de que Scioli no termine su mandato y lo reemplace Cristina? Todo es posible, pero nadie tiene la bola de cristal.

Una respuesta a “¿Cuánto duraría Scioli como presidente?

  1. Le ves mucho hilo más en el carretel a Cristina? Yo no.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s