¿Lo mató o no lo mató?

Cada vez que hay una noticia sobre Corea del Norte la información es tan clara como un vaso de petróleo. Ahora, según un par de medios (replicados por otros miles), el dictador norcoreano habría matado al arquitecto del aeropuerto porque no le gustó cómo quedó (sic).

Pero más allá de la noticia, lo interesante es leer cómo se presenta la noticia. Tomaremos el caso del diario Perfil de Argentina. En el título dice “ejecutó al arquitecto“, pero se ve que dudó el autor ya que en el copete pone “habría mandado a matar” (no es lo mismo matar que habría mandado a matar).

Pero, no contentos con la duda, en el segundo párrafo publican “mandó a matar” (por lo menos ya le quitamos el condicional) y, al final de la nota, “estaba desaparecido desde 2014 y que, se presume, habría sido ejecutado en noviembre” (volvimos al condicional).

En definitiva, no sabemos si desapareció o no, si lo mandó a matar o no y si efectivamente está muerto o no.

¿Cómo puede ser que el mismo artículo plantee tantas dudas al respecto? Y si hay tantas dudas, ¿por qué el título es una afirmación?

El mundo del periodismo modern,o en donde la “no noticia” existen y los chequeos no.

perfil

NOTAS/REFERENCIAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s