Crítica sobre House of cards

En los últimos años se hicieron costumbre las series de televisión en donde el protagonista es un personaje muy particular, como en  “Dr House” o “Lie to me”. Pero, dentro de esa clase de personajes, hay que lograr identificar los que son simplemente “extraños” a los psicópatas, aquellos que todo lo que hacen es para lograr sus objetivos sin importarles las personas a las que pueden afectar.

Dentro de esos personajes psicopáticos podemos encontrar a Walter White, el personaje de la exitosísima serie Breaking Bad (de las mejores series de los últimos años, sin lugar a dudas), que comienza como un simple profesor de secundaria de química y termina siendo de los peores criminales de Estados Unidos. El personaje se inicia en el mundo delictivo excusándose en que quería juntar mucho dinero para dejarle a su familia ya que tenía un cáncer terminal. Sin embargo, en el último capítulo le pregunta a su esposa “¿Sabes por qué lo hice?” y él mismo se responde “Lo hice por mí”. Con esa frase resume toda su psicopatía que quizás se mantuvo “leve” hasta que halló el camino de la delincuencia por la que inició la carrera poder.

House of Cards se trata de Francis Underwood, un congresista demócrata al que desde el principio traicionan al no darle el cargo que él deseaba. Francis  se enoja e inicia (o quizás continúa, nosotros como espectadores no vimos sus pasos previos) su camino de venganza y acumulación de poder.

La personalidad de Francis, encarnado majestuosamente por Kevin Spacey, es la clásica del psicópata: usar a la gente para acumular poder y o cumplir sus objetivos como dominante. Por ejemplo, una de las prácticas que más utiliza es hacer favores a quienes luego quedarán atados a él.  O armará escenarios para que la gente imperiosamente lo solicite. La manipulación es su juego y gracias a su forma de proceder va subiendo peldaños capítulo a capítulo.

Pero la serie no sólo es maravillosa por el protagonista y por varios personajes interesantes (que ahora no vienen al caso), sino porque ubica a un clásico psicópata en una posición política (lo que hemos visto como ponerología política) y encima norteamericana.

Con toda su crudeza, House of cards le dice al público “esto es lo que realmente pasa en Washington, olvídense del juego de la democracia del que tanto nos quieren hacer creer”. Para el que la ve con atención, es una auténtica cachetada de realidad. Ahora la pregunta es: ¿cómo la toman los espectadores norteamericanos? Sabemos que es muy exitosa en Estados Unidos, pero no sabemos si penetra como la cachetada que mencionaba o si la ven como “tan real que es imposible”. Habría que analizarlo en profundidad más adelante.

Sin olvidar de mencionarlo, dentro de la estética de la serie es destacable el juego que el protagonista tiene con el espectador porque cada tanto Kevin Spacey mira hacia la cámara (sabiendo que mira al espectador a través de ella) y le explica un hecho que en la escena misma no se menciona (por ejemplo, en una escena que juega con chicos se aparta, mira a la cámara y dice “No voy a mentir: odio a los chicos. Lo dije”).

A Francis lo verán haciendo de todo: operaciones debajo de la mesa, ocultamiento de datos, manipulación de personas, canjes de favores por leyes con corporaciones, etc. Parte de lo que sucede en la política real está exhibida por Francis y eso es lo que la hace una serie para ver obligatoriamente.

Una de las mejores frases totalmente psicopáticas de Francis: “Qué pérdida de tiempo. Eligió el dinero en vez del poder. El dinero es la gran mansión en Sarasota que comienza a desmoronarse después de diez años. El poder es el antiguo edificio de piedra que se encuentra desde hace siglos. No puedo respetar a alguien que no ve la diferencia “.

2 Respuestas a “Crítica sobre House of cards

  1. EXCELENTE SERIE,CREO QUE AHORA SIGUE SIENDO ÉL PRESIDENTE YA.

  2. Pingback: El giro de House of Cards | Lucas Raffa | Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s