La falacia de la ventana rota

En esta simple pero no menos maravillosa explicación se cuenta uno de los históricos movimientos de la economía: la reactivación.

Podemos asociarle con lo que venimos analizando hace años: “problema, reacción, solución“. Algo sucede, genera reacción en la gente y se ofrece la solución. En la economía es similar: una guerra genera reactivación económica, pero claro, no se ve lo que se pudo haber hecho sin que existiera esa guerra.

En Argentina sucede un caso similar: se ofrecen planes sociales a granel para reactivar la economía. Sin embargo se le quita recursos a la gente, y esos recursos debieron utilizarse para generar más beneficios (ejemplo: abrir una fábrica que genere nuevos puestos de trabajo, que genera gente que consumirá más, que generan más demanda).

Luego de que veas este video, agrego un análisis más: ¿cuál es la diferencia en dejar que la gente progrese por sus propios medios a generar un problema que obligue a generar otros medios? Pues hay dos puntos fundamentales que resuelven la inquietud.

El primero tiene que ver con el ahorro. A los elitistas no les agrada que la gente tenga la posibilidad de pensar si comprar un auto nuevo o guardar la plata, por lo que, si genero un problema, lo obligo a consumirla.

Y la segunda cuestión es no menos interesante y tiene que ver con el control de la solución. Si la persona puede elegir si consumir o ahorrar, los elitistas no sabrían en qué gastaría (o no)  esa persona la plata. Pero, si yo genero una guerra y hago que esa persona pierda el techo (por mencionar cualquier ejemplo), yo ya sé con antelación a la guerra que esa persona necesitará un techo, por lo que previamente puedo abrir una fábrica de tejas y dar un servicio de instalación de techos completo. Incluso puedo en primera medida subir los impuestos a la tejas para que quiebren todas las empresas y luego abro la mía que, en plena crisis y siendo monopólica, me permite cobrar lo que quiero.

Lo que estoy haciendo, en definitiva, es controlar la situación y quitarle el control a la persona.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s