Imperdible debate entre Lanata y un manifestante vegano

Un grupo de veganos se manifestaron en la entrada de Radio Mitre para evitar que bajen una vaca al estudio. El periodista Jorge Lanata habló con ellos.

Es una de las charlas más disparatadas que he oído en mi vida y expone lo que venimos diciendo hace un tiempo: el fundamentalismo es malo, incluso para los veganos.

Resulta que el periodista Jorge Lanata había llevado una vaca hacia radio Mitre, desde donde se emite el programa por radio y por video en HD por internet, para mostrar junto a su especialista en campo cómo se ordeñaba una vaca. Pero el proyecto no pudo llevarse a cabo porque un grupo de manifestantes impidieron que la vaca baje del camión jaula.

Tras una serie de insultos a Lanata, el periodista invitó a un miembro del grupo a que ingrese al estudio para debatir sobre el tema. El resultado fue esta charla de poco más de 10 minutos en donde la mujer deja su postura sobre el maltrato animal y considera que la vaca es igual a ella, que sufre porque es violada cuando le practican inseminación y le extraen leche.

En fin, los invito a escuchar por completo el debate y que saquen sus propias conclusiones. Mi opinión y mi postura creo que a esta altura son claras.

Lo que insisto una vez más es con lo siguiente: podemos debatir con argumentos si es bueno o no para el ser humano comer carne, si la vaca es un “igual”, si los métodos empleados en los criaderos son todos iguales y demás, lo que no podemos aceptar es el fundamentalismo, el imponer posturas a base de fuerza.

El audio https://soundcloud.com/lucasraffablog/lanata-y-un-vegano-21-03-14

NOTAS/REFERENCIAS:

7 Respuestas a “Imperdible debate entre Lanata y un manifestante vegano

  1. Seguro que la salchicha de carne dura les escaños

  2. Permitime Lucas,esta vez no coincido con tu opinión,así como tampoco coincido con la chica ¿vegana? en el aspecto de que está en pleno derecho de manifestarse pero no de obstruir la libertad del otro,en este caso,Lanata entrando una vaca al estudio.Pero sepan,que un vacuno…siente.Y lo afirmo bajo la condición que así me lo permite por haber sido veterinaria a campo por 15 años durante los cuales he presenciado atrocidades que bien pueden ser evitadas si tanto productores,como peones,encargados de campo y profesionales,tanto médicos veterinarios como ingenieros agrónomos,tuvieran un poco de empatía hacia estos a nimales.Así como el llanto de un ternero nos conmueve el alma cuando se lo desmadra,como la madre muge desesperada del otro lado del alambrado..O cuando se los castra y marca a fuego sin anestesia alguna aún escuchando los desgarradores mugidos de los terneros que pasan a novillos en ese momento.O cuando se encepan los toros apretando sus cogotes a lo bestia,o cuando se los picanea para que avancen en la manga.O cuando se encepan hembritas para que las monten por lo menos 10 toros para probar su “capacidad de servicio”.He visto toros cebú y media sangre saltar mangas con cepo y todo,para luego morir infartados al caer al piso del otro lado por…TERROR.He visto terneros jugar con pelotas de goma,cabeceándolas para empujarlas mientras las corren divirtiéndose como si fueran perros,como también a otros correr y acurrucarse contra una mata llorando desesperados después de recibir una inyección dolorosa para después ser empujado por los peones a puro grito y pechazo de su caballo.
    Como así también sentí las respuestas de terneros,vacas y toros al cariño que se les brinda.Una caricia,en vez de una topada,un hablarles al oído en el cepo para tranquilizarlos y medicarlos sin problemas de ansiedad o miedo.Un “Correte…Vamos…vamos…” en vez de una infame picana eléctrica.Tanto vacas como toros me han recibido al verme acercándose al auto o resfregado la frente en mi brazo o espalda
    Entonces,si eso no sirve para afirmar que “una vaca”siente…entonces no se qué es lo que hace falta.
    De hecho no pude seguir con mi actividad a campo,la sigo pero con Pequeños.Me queda la tranquilidad de haber enseñado a la gente cómo se trata a un vacuno,pero los únicos que siempre respondieron a mis enseñanzas,fueron los humildes de corazón.No así ni propietarios ni profesionales colegas,aún habiéndome puesto en su lugar de machismo puro en las famosas fiestas (retrógradas)de “yerras” diciéndoles: “A ver si no gritás si te castro y te quemo el c… con una marca al rojo vivo”.Las sonrisitas y cargadas ya no pude aguantarlas…soy mujer y eso va en contra en el campo argentino.

    Estos chicos ambientalistas no son fundamentalistas.Según lo que escuché en esta grabación María José tiene razón. Yo hubiera agregado que deberían ir aunque sea solo una vez ,a un matadero.A ver quién se mantiene en pié sin que tan siquiera se le aflojen las rodillas,al ver a todos esos inocentes,subir despacito las rampas del frigorífico mientras les cae la lluvia de agua clorificada para llegar empapados al cajón en donde se los cuelga de una pata en la noria mientras sque al unísono se le mete el golpe en la nuca de un pistolazo a lo que le sigue el despiadado degüelle para seguir convulsionando en la noria hasta morir del todo camino al piso de abajo.
    No soy ¿vegana?,como un plato de carne si me lo sirven,ya por hábito lo como sin pensar. Pero les aseguro que ni a un mísero bife,crudo,puedo tocar con mis dedos…ya no puedo.
    Por eso estoy de acuerdo con estos chicos ambientalistas defensores de los derechos del animal,no en su metodología de “no permitir” pero sí el de protestar. Tampoco en lo que refiere a la leche.Hoy en día en la mayoría de los tambos se trabaja bajo la consigna del “bienestar animal” y es así en todo el mundo de hoy,me consta que esto es premisa ,por lo menos en la Argentina y los tambos se evalúan y se premian una vez al año bajo la opinión de jueces veterinarios que los visitan controlando el estado general de las vacas así como sus ubres que delatan si se las trató bien o no durante el ordeñe automático,también me consta.En eso los chicos están equivocados. También el desmadre (no se le llama más “destete”)es paulatino para que no sufra ni el ternero ni la madre.
    Habría que contarles que no es como lo imaginan pero no vi el programa.Si lo hubiera hecho,los hubiera llamado a la radio.

    Pido perdón por lo extensa.
    Saludos.

  3. Olvidé decir que el ser humano NO ES CARNÍVORO. Se tornó carnívoro cuando se le terminaron las plantas con que se alimentaba,en la última glaciación.La prueba de esto es que los humanos tenemos de 10 a 13 mts de intestino si lo estiramos.Los carnívoros tienen de 1.20 a 2mts (según el tamaño del animal).
    Ambos,obedecen a la lógica de la anatomía/fisiología de cada uno: Nuestro intestino es así de largo porque es necesaria esa longitud para la digestión completa de la fibra vegetal y la absorción del líquido resultante en el colon.
    El de los carnívoros es así de corto para eliminar rápido los desechos de la digestión de la carne, que de no ser así y quedar más tiempo dentro de ellos,entra en putrefacción siendo las toxinas inmediatamente absorbidas por el organismo con el nefasto resultado que esto acarrea.Tan solo la urea,uno de los productos de desintegración de la carne,intoxicaría a muerte si ésta quedara más tiempo dentro del intestino.

  4. cristy igual estaría bueno que, también, se preocuparan tanto como se preocupan por la vaca, por asistir a las zonas donde hay gente que pasa hambre, a los hogares de chicos abandonados o maltratados, etc… Está bien ocuparse del maltrato animal pero que me lo vengan a contar el día que se preocupen igual por el cuidado del entorno, cuando los veganos no usen auto,ni transporte público, ni celulares, ni computadora, todos objetos y productos contaminantes…Cuidá a la vaca pero cuidá también el entorno en el que vive la vaca(por cierto causante en gran parte de la destrucción de la capa de ozono por los gases que emite)que es el mismo entorno en el que vivimos todos. y, entonce, después, hablamos…

  5. cristy igual estaría bueno que, también, se preocuparan tanto como se preocupan por la vaca, por asistir a las zonas donde hay gente que pasa hambre, a los hogares de chicos abandonados o maltratados, etc… Está bien ocuparse del maltrato animal pero que me lo vengan a contar el día que se preocupen igual por el cuidado del entorno, cuando los veganos no usen auto,ni transporte público, ni celulares, ni computadora, todos objetos y productos contaminantes…Cuidá a la vaca, pero cuidá también el entorno en el que vive la vaca(por cierto causante en gran parte de la destrucción de la capa de ozono por los gases que emite), que es el mismo entorno en el que vivimos todos. Y, entonces, después, hablamos…

  6. Son varias discusiones diferentes. En este artículo se plantea la imposición de los conceptos de uno sobre el otro. Sobre el cómo se cría y produce hoy en el mundo agrícola-ganadero es otro tema (excelentemente tratado por Soledad Barruti en Mal Comidos y en tantos otros lugares), y sobre si somos carnívoros o no, también se ha tratado y trata en este blog. Pero este artículo puntualmente va por otro lado.

  7. Mark Schnitzler Baraja

    Los que trabajan en el matadero sí lo pueden ver sin sentir y menos aún mostrar el más mínimo indicio de empatía, la morgue es igual… el planeta Tierra es una enorme fosa común. El fundamentalismo es la actitud de los enterradores, no importa si su ideología es carnista, especista, vegetalista, veganoterrorista, masacranimalista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s