La autora de Mal Comidos fue acusada de ser promotora de Monsanto

Un blog acusó a la escritora Soledad Barruti de operar a favor de Monsanto y ella respondió con un artículo.

Seguramente de tanto en tanto les pasará que a veces una sucesión de hechos coinciden y arman una especie de “gran aura” en donde todo lo que circula en su interior tiene sentido.

Hace unos días terminé el libro de Soledad Barruti, Mal comidos (de obligatoria lectura para comprender el nuevo y nefasto sistema de alimentación en argentina y con ciertos pantallazos a nivel mundial). Pocas horas después me encontré con un artículo publicado en Bolsón Web (bwnargentina.blogspot.com.ar para ser más exactos) en donde tratan a la autora Soledad de agente o promotora de Monsanto (el título decía “Desenmascarando a Soledad Barruti, promotora de Monsanto auspiciada por Clarín”). En el artículo la defenestran por completo con frases del tipo “cómo desinforma”, “la misión de Soledad es defender a Monsanto”, y demás. Lo primero que pensé cuando leí la nota fue “o no leyeron el libro, deliran o es una operación”. De hecho, le comenté a la pasada a un integrante de SOTT y le dije lo mismo (como para recordar que tengo testigos, digamos).

Yo leí el libro y puedo dar fe de que a lo que menos se dedica la escritora en su publicación es a embellecer la figura de la corporación, motivo por el cual consideré al artículo un absoluto disparate. En estas situaciones suelo inclinarme más a un error de profesión (probablemente fruto de un exceso de mente conspirativa) a una operación intencional, en especial viniendo de un portal que no pertenece ni remotamente a la MSM (mainstream media). Es decir, lo puedo creer viniendo de Clarín, pero me cuesta más viniendo de un blog del interior.

A las pocas horas me pongo a leer la noticia del pueblo santafesino fumigado con aumento de cáncer y me encuentro con el enlace a una interesante nota publicada por la propia Soledad Barruti en la web de la revista Anfibia titulado “El periodismo según Monsanto” en donde cuenta cómo opera la corporación y su comunicación con los medios (recomiendo su lectura completa). En el artículo no deja de mencionar alguna de sus historias con Monsanto, así como también el día que fue a reunirse con comunicadores de la empresa y qué le sucedió a ella y a su familia cuando se enteraron de la nota en su contra. Soledad cuenta la sincronicidad entre la reunión y la publicación del artículo en su contra, casi como marcando que no fueron casualidades, pero tampoco acusa directamente de operación en su contra.

Hay dos cuestiones esenciales en esta historia que considero fundamentales definir como para darle un cierre definitivo, si Barruti es operadora de Monsanto y si Bolsón Web opera a favor de Monsanto.

Casualmente hace un par de semanas atrás hablaba con este integrante de SOTT sobre las posible maniobras de comunicación de la corporación, y que seguramente operan con algunos leves “tires y aflojes”. Es decir, se pueden mostrar vulnerables en algunos aspectos, pero nunca tan gravemente culpables de lo que verdaderamente se los acusa. Imaginemos, por ejemplo, esta situación: “es cierto señores, el exceso de glifosato podía llegar a dañar el suelo, pero ya sacamos la versión nueva que, bien implementada por el agricultor, no tendrá problemas”. En ese ejemplo me hago cargo hasta cierto punto, pero no más que eso.

Trasladado a esta historia, yo podría plantear que “Soledad habla de la crisis de la industria alimentaria, pero no va a uno de los focos específicos tan grave como las corporaciones”, y ese visión tendría cierta similitud con lo planteado por Bolsón Web. Pero si pienso eso es porque cometí un error fundamental y es no haber leído el libro. El libro no deja dudas de la posición de Soledad ante Monsanto (y otras tantas corporaciones nacionales y extranjeras, así como a presidentes, organismos y países). Y tampoco hay un dato específico como para acusarla de operadora a favor de Monsanto (¿Acaso fue empleada? ¿Monsanto es dueña de la editorial? ¿Monsanto le compró la camioneta para ir a hacer la investigación para su publicación?).

También me cuesta creer que lo de Bolsón Web sea una operación. Seguramente tendrá su buena cantidad de visitas, pero no deja de ser un blog con mayoría de visitantes argentinos y que se encuentra por debajo de las 15.000 páginas más vistas en el país. Raro que operen para semejante corporación. Ahora, ¿puede ser que se hayan dejado llevar por simple fanatismo (del que casualmente -una vez más- hablé hace unos días atrás) en búsqueda de conspiraciones? Creo que sí. Me da la sensación de que se dejaron llevar simplemente porque Soledad se ha presentado en medios de Clarín (también lo ha hecho en cualquier cantidad de otros medios) y, como sabemos, el Grupo suele recibir buenas pautas comerciales de Monsanto y otras empresas afines (ya lo hemos visto también en este blog). Sí, es raro que las empresas no hayan frenado la invitación a Soledad, pero tengamos en cuenta que en 10 minutos de entrevista radial mucho no se puede decir.

sojaQuizás bastaba con preguntarle a Soledad, como hice yo hace un tiempo atrás cuando le envié datos sobre la posible ley que obligaba a marcar como transgénicos en los envoltorios a aquellos alimentos que lo fuesen en Estados Unidos. Sus respuestas me dejaron bien en claro en dónde estaba parada y no dudo de su honestidad.

Y como sugerencia a Soledad (así como lo he hecho con otras personas) le diría que, si bien entiendo que lo hizo a modo de ejemplo, cuando uno escucha frases como “vacunas que matan” o “las operaciones de Greenpeace”, pueden sonar disparatadas inicialmente, pero cuando comenzás a indagar seriamente en el tema, te encontrás con que no todo es tan irrisorio como suena. Así se han ido descubriendo millones de historias como las del 9/11, las vacunas de la gripe A/H1N1, el calentamiento global y el mismo que ella investigó tan profundamente: los transgénicos y los alimentos. Se pueden tratar todos estos temas con rigor y sin prejuicios, y los descubrimientos pueden ser sorprendentes.

9 Respuestas a “La autora de Mal Comidos fue acusada de ser promotora de Monsanto

  1. Comparto totalmente tu opinión, creo que el que escribió en Bolsón web esa publicación defenestrandola a Soledad no leyo su libro o ni si quiera la escucho en alguna conferencia hablando sobre el tema.

  2. Ese blog desliza un supuesto vínculo periodistico entre la autora y un par inglés, que aparentemente sí estaría haciendo lobby por dicha multinacional. A la cual le atribuye un origen hebreo, mismo que el del cronista mencionado. Por tal motivo, considero que la nota tiene un tinte xenófobo y discriminatorio, más que una “denuncia” de tráfico de influencias

  3. Hoy termine de leer el libro y me decidí por googlearlo para ver cuales eran las criticas y me tope con este sitio BWN, y leí la misma nota que mencionas. Ya que como todos acá, me pareció sumamente excesivo y fuera de foco esa critica es que volví a google para saber mas de este sitio ya que me parecía una nota escrita muy a la ligera, encontrado este sitio: http://circuloesceptico.com.ar/foros/tema/bwn-argentina-sitio-ezpeluznante, es muy divertido e interesante, digno de una sesión de psicoanálisis los comentarios y la discusión que se presenta. Llegando a la personal conclusión que BWN tiene una paranoia conspirativa contra todos los judíos sionistas del mundo, por lo que se puede decir que su presunto esquizofrenico fundador es un nazi. Lo que deja sin una explicación lógica por que desenfunda una serie de denuncias injustificadas contra la autora.

  4. espacio para la reflexión

    No hace falta ser un nazi para estar contra el sionismo. Negar lo que están haciendo en la franja de Gaza es, francamente, criminal. La idea misma de expropiar un país, Palestina, para crear otro dedicado exclusivamente a los integrantes de una religión es un total disparate. Sin embargo, ocurrió y aún podemos ver las consecuencias. Las conexiones entre Israel y ciertas familias muy poderosas como los Rothschild son conocidas, más allá de toda la trama tejida como supuesto plan. Esto, claramente, está lejos de meter a todos los judíos en esa bolsa, ni siquiera a todos los judíos israelítas: sería como condenar a todos los católicos por la Inquisición.
    Está claro que existe un grupo proporcionalmente reducido de personas muy poderosas que no tienen la más mínima intención de ceder un ápice de su poder en pos de mejorar las condiciones, pero sus orígenes no distinguen nacionalidades, credos ni razas, y que presionan a través de todos los medios imaginables, pero que se extienden mediante una red jerárquica de intereses cada vez menos percatable y más numerosa a medida que se va bajando de jerarquía. Por ejemplo, Monsanto en mi ciudad o pueblo cuenta con la alianza del vendedor de agroquímicos y también de los productores rurales que lo consumen, e incluso hasta de medios de comunicación que se benefician de su pauta publicitaria, por mencionar sólo algunos protagonistas. Esto de paranoia no tiene nada, es la realidad en que vivimos. Por eso, debemos ser más cuidadosos y contrastar con la realidad los supuestos que pensemos o que encontremos por ahí, y no olvidarnos nunca que siempre vamos a reducir, vamos a extraer elementos para intentar comprender, esto es, vamos a abstraer. Si yo me comporto como un paranoico y emito un juicio inconexo sobre otra persona, eso no desacredita otras cuestiones que pueden estar acertadas, es el juicio realizado por las demás personas quien lo desacredita. Más simple aún, que cometa errores en ciertos temas no necesariamente desacredita todo el trabajo. Es una lamentable conducta humana el promover o siquiera insinuar estas asociaciones. Creo que antes de emitir una acusación semejante (ya sea situando a la autora de Malcomidos como operadora por Monsanto o al autor del artículo en BWN de padecer alguna enfermedad o promover el nazismo) deberíamos estar respaldados por elementos más concretos o, en todo caso, reflexionar y abordar el tema de otra manera.

  5. Hoy tuve la oportunidad de escuchar y es un encanto esa mujer… daban ganas de seguir escuchandola…

  6. Juan Carlos Zelaya

    Desde Nicaragua con amor para ti Soledad, adelante, hay muchos dando la pelea, unos conocido otro no, sin embargo, en diferentes partes del mundo estamos dando la batalla, por una vida mejor, con dignidad y esta comienza por la soberanía alimentaria

  7. No todavia, Debo documentarme bien antes de emitir juicio sobre un tema que no conozco a fondo salvo por la comida que consumo hace años gracias a mi flia. Eran químicos y en el fondo de casa cultivaba mi abuela casi toda la verdura y fruta que consumíamos así como los pollos maiceros y los huevos. Los pescados: chernia, brótola, etc. la traía una flia de pescadores clientes de ellos. Por supuesto, eran otras épocas si bien no recuerdo haber comido enlatados xq todo: conservas, mermeladas, etc lo hacían bajo estrictas normas en cuanto a manipulación de alimentos.

  8. Hoy la vi a esta chica en cocineros argentinos. Excelente y muy informada. Pregunta: cómo puede uno hacer lobby a favor de Monsanto? Hablando bien de la soja? Es raro. Longobardi habla bien de Monsanto, pero a esta chica no la escuché jamás hablar de eso.

  9. Muy buen articulo, informacion clara y concisa, y en el caso de Soleda Barruti no tengo ninguna duda de la honestidad de su trabajo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s