El día que Chuck Norris perdió contra Obama

Desde que existe Hollywood, Estados Unidos ha enviado millones de mensajes subliminales a los que ningún presidente se opuso. ¿Cuál es la visión que dan sobre los árabes? ¿Y sobre los cubanos?¿Cuál es la visión que dan sobre las guerras? ¿Cuál es la visión que dan sobre el fin y los medios?

Pero todo eso evidentemente no es tan importante para Barack Obama, quien se presentó en los estudios de su amigo Katzenberg, Dreamworks, y criticó la violencia armada en el cine.

Parece ser que Obama se dio cuenta de que el cine emite un mensaje, porque dijo que los ejecutivos de las películas tenían una “gran responsabilidad” con el público “porque las historias que cuentan moldean las perspectivas de nuestros hijos y de sus vidas”.

Claro, lo que le preocupa principalmente son las películas de los Stallone pero no el resto. Y no hablar de la mejor fuente de mensaje violento: la guerra y la intolerancia que su propio gobierno genera. No me extrañaría que comience alguna especie de “censura oficial” (como ya lo han hecho antes) o que mantengan una encubierta (sólo verán la luz aquellas que nos convengan).

NOTAS/REFERENCIAS:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s