Nueva categoría: cine, tv y medios en general

Presentación: Es importante identificar qué intentan comunicarnos más allá de la primera imagen y el primer sonido. Los grandes medios han realizado toda una industria de la comunicación subliminal y del “picoteo” constante en el cerebro para alterar ideas o instaurarlas.

Ellos han logrado que manipular la opinión pública sea algo relativamente sencillo, siendo el dinero y el conocimiento (poder) sus herramientas.

Un ejemplo claro es Edward Bernays, de quien nos hemos ocupado en su momento, que logró, entre otras cosas, hacerle creer a los norteamericanos que sí había que ir a la gran guerra mundial, y a las mujeres que debían fumar (cuando hasta aquel entonces estaba muy mal visto que la mujer fume).

Es considerado el padre de las relaciones públicas, pero también de la propaganda y la manipulación de la opinión pública.

Resulta muy difícil para la mayoría de las personas identificar los mensajes o señales subliminales que continuamente recibimos en los medios. En mi caso particular, durante muchos años fue un simple cinéfilo que disfrutó del cine como tal. Pero, más allá de que en tanto en tanto se prendía una pequeña lucecita de “alarma” dentro mío que me indicaba que algo andaba mal, fue recién hasta hace unos años en donde los mensajes comenzaron a verse claros. Quizás no todos, pero ya se tornaron inevitables.

Y fueron tan inevitables que me hartaron, al punto tal de que me costaba mucho ver una película (intentaba elegir las totalmente apolíticas como de terror o comedias).

Pero después de un tiempo la historia cambió: decidí, pese a saber que se trataba de un mensaje, separar el arte del mensaje, logrando así poder disfrutar “la parte artística” de la obra y señalar lo más oculto. De esa manera volví a ver más cine (no tanto como me gustaría) y a apreciar al menos una parte del mismo.

No digo que sea una técnica sencilla, y seguramente muchos la recriminarán pensando que “no se pueden separar”, pero considero que, más allá de la industria millonaria del espectáculo y de los “titiriteros” trabajando muy arriba, en el medio hay verdaderos artistas que logran algo fantástico.

Después podemos criticar puntualmente si tal actor debió ser funcional a quienes dieron un mensaje subliminal en la película, pero ese es otro punto. No menos interesante, pero otro punto.

En definitiva, y cerrando la introducción de esta presentación de categoría, trataré de hablar sobre las dos capas (o todas las que tenga, y si es que la obra tiene), para así poder exponerlas a ambas. Y, si no alcanzo a ver algo (lo cual es probable que también suceda), desde ya están abiertos los comentarios como para que cada uno opine o agregue sobre lo que vio o no.

Por supuesto, también comentaré películas que me resultaran mínimamente interesantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s