¿Hasta dónde debe entrometerse un gobierno en la conciencia del pueblo?

"Uno" no significa "todos"

Olvidemos por un momento la manipulación de la opinión pública a la que estamos acostumbrados a ver y vamos a algo más básico: las leyes y la selección de lo bueno y malo o correcto e incorrecto.

Imaginemos que programas como Bailando por un sueño representan lo peor de la sociedad: violencia, narcisismo, competencia sangrienta, destrucción de valores, etc. Ahora imaginemos que somos gobierno y que decidimos sacar una ley que prohíba a ese programa (no importa ahora los vericuetos legales) porque consideramos que le hace mal a los espectadores. ¿Qué estamos haciendo en ese caso? Pues estamos considerando que nuestro nivel de conciencia nos hace entender que esos contenidos son malos y que, por el bien de la gente y del país, conviene que no salgan al aire. Es decir, reemplazamos la conciencia del propio espectador, quien tenía la posibilidad de optar entre verlo y no, por la nuestra a la que, obviamente, consideramos superior.

Ahora tomemos otro caso. Viendo la nueva masacre en la escuela primaria de Estados Unidos, imaginemos que por fin deciden prohibir la venta de armas, porque se considera que, de tanto en tanto, sale un loco irresponsable y le quita la vida a varios inocentes. El debate se genera cuando chocan dos argumentos: el de salvaguardar la vida de las personas ante esta clase de locos y el de las libertades coartadas. Una vez más, un considera que la conciencia de los individuos no es suficiente y antepone la suya (o la del Legislativo, por ejemplo, aunque no viene al caso).

Otro caso muy simple es el del cinturón de seguridad. En Argentina es obligatorio el uso del mismo y existen multas y quitas de puntos en el carnet de conducir para quienes no lo apliquen. La pregunta sería ¿por qué el gobierno me “castiga” por si uso o no el cinturón si es mi vida la que decido poner en juego? Yo soy una persona adulta y entiendo yo con la conciencia suficiente como para optar entre usarlo o no, y sin embargo es obligatorio. La ley “me obliga” a aceptar “la conciencia” que ellos poseen.

Es decir que llegado el momento, vivas en el país que vivas, alguien va a tomar una decisión por el ciudadano. Y surge la pregunta del principio: ¿Hasta dónde debe entrometerse un gobierno en la conciencia del pueblo?

Hablábamos de pocas personas, como un Ejecutivo o Legislativo, pero incluso en un plebiscito, en donde uno entiende que se aplicaría “la mayoría de las conciencias que estén de acuerdo”, deja a un gran número de personas afuera de su elección de conciencia.

Lo que podríamos aseverar a esta altura es que los gobiernos de los países, utilicen el sistema que utilicen, coartan conciencias ya de por sí y en forma explícita. Esto sucede desde el mismo nacimiento ya que no hay territorio sin bandera en el planeta (salvo alguno que otro en disputa).

¿Qué hace una ley? Señala lo que es debido y lo que es indebido y deberá cumplirse si no se quiere cumplir con una condena. ¿Qué hace el Ejecutivo? Administra entre otras cosas según su conciencia (en lo que sería un mundo perfecto, pero es tema aparte).

En definitiva, y respondiendo a la pregunta inicial, el gobierno se entrometerá lo que quiera, de acuerdo a quien esté ahí arriba en ese momento, el sistema lo permita o impida o reciba órdenes de más arriba todavía.

Ahora, viendo todo esto desde este ángulo, ¿es importante o no elegir “a esas personas que reemplazarán su conciencia por la mía”? Tema complejo, pero que forma parte de la estructura del sistema y al que no le damos mucha importancia.

3 Respuestas a “¿Hasta dónde debe entrometerse un gobierno en la conciencia del pueblo?

  1. Sí, es un tema complejo. Y tampoco estaríamos seguros que las “conciencias” que elijamos estarían de acuerdo con las nuestras en los diferentes asuntos. Solo quiero puntualizar respecto al cinturón de seguridad en los automóviles. Uno toma el riesgo de morir por no cumplir con la norma, pero ¿ y si no muere ?… y si queda con secuelas que demanden costos al erario público ? o suponiendo que sea socio de una mutualista privada: ¿ sería justo destinar recursos de los demás socios para paliar una situación que pudo ser evitada ? queda planteado. Un abrazo Rafa. Siempre es un gusto leer tus Post

  2. Pingback: ¿Hasta dónde debe entrometerse un gobierno en la conciencia del pueblo? « Maestroviejo's Blog

  3. Norys Nicoliello

    El universo ideal donde no existen reglas ni normas de convivencia porque la conciencia de la gente es demasiado avanzada realmente no existe en este mundo, los estados existen, pueden ser buenos o malos, mientras existan seres humanos que por falta de conciencia, no alcanzada por equis factores, que transgreden el derecho de otros, tienen que existir los Estados, son procesos de evolución de los colectivos, o etapas a desarrollar para llegar al estado ideal donde reina la conciencia. Bueno es un tema muy simple y complejo a la vez. Dentro de la dinámica de la vida, de la naturaleza existen relaciones de equilibrio, cuando se rompen se produce una tendencia inminente hacia la muerte o destrucción…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s