Los “sojasesinos”

Según estos interesantes artículos publicados en Rebelión y Prensa Latina, no cabe duda que detrás del asesinato del dirigente campesino paraguayo Vidal Vega y del santiagueño Miguel Galván hubo manos de productores sojeros.

El artículo de Rebelión indica: “el dirigente campesino Vidal Vega fue asesinado en su domicilio junto a su familia a manos de sicarios. Vidal desde junio presidía la Comisión sin Tierra de Marina Cué en Paraguay desde la cual acompañaba a los familiares de las víctimas de la masacre de Curupaytí y estaba por recuperar 500 hectáreas para la comunidad campesina.

La masacre de Curupaytí fue la puesta en escena que, además de costarle la vida a once campesinos, sirvió de excusa para el golpe político que depuso al presidente Fernando Lugo. Con el correr del tiempo el hecho dejó en evidencia el armado de los sectores más conservadores del país y sus conexiones con la empresa Monsanto, la cual obtuvo el permiso para ingresar al mercado a los pocos días de que Franco arrebatara el poder.

El asesinato no sólo debe leerse desde la lucha que realizan los campesinos por sus tierras, sino que Vidal participaba en la Plataforma de Estudios e Investigaciones de Conflictos Campesinos (PEICC), organismo dedicado a investigar la masacre desde la verdadera versión. Dentro de la información que están recavando, el campesino era un testigo clave por la masacre ocurrida, sin embargo la carátula de la causa deja leer que “todo apunta a un ajuste de cuentas”.

El 10 de octubre pasado, en Santiago del Estero ocurría algo similar con Miguel Galván: muerto a manos de sicarios contratados por los empresarios sojeros, luego de las denuncias previamente elevadas para que al final la principal hipótesis del asesinato sea un “ajuste de cuentas”. Dentro de Latinoamérica, sin importar frontera la tierra se sigue y seguirá manchando con la sangre de los campesinos asesinados por la complicidad y en aval de los distintos poderes en pos de intereses que lejos están de la representación. “

En Prensa Latina se informa: “La “Masacre de Curuguaty”, en la que murieron 17 campesinos y policías en Paraguay, fue un montaje para viabilizar el golpe contra el presidente Fernando Lugo, sostuvo aquí Domingo Laíno, dirigente político de ese vecino país.

“La masacre fue un hecho central para el golpe parlamentario contra el gobierno democrático de Fernando Lugo”, insistió el referente del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA) y excandidato presidencial.

Esto nos permite tomar una impresión real de qué tan importante es el negocio en Sudamérica, ¿no? Evidentemente hay varios que tienen las manos manchadas de sangre.

NOTAS/REFERENCIAS:

2 Respuestas a “Los “sojasesinos”

  1. Entre nosotros, me resulta extraño que la presidenta Cristina no haga nada para poner control a este negocio inmoral. No creo que se tenga más importante a las divisan que ingresan por la soja que las vidas humanas que se sacrifican. Y LOS DERECHOS HUMANOS?. Estos tambien cuentan.-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s