Nostalgia de lo que nunca pasó

La mente recorre caminos misteriosos que logran sorprenderla a sí misma. Esto por lo general sucede porque los disparadores son adicionales a la simple capacidad analítica, pues una mente que sigue el mejor camino seleccionado en base al estudio previo estará evitando muchas contingencias, pero no todas. Por ejemplo, un sueño suele ser un disparador que sale desde el subconsciente y en numerosas ocasiones repercute directamente en nosotros. En los sueños fluyen todo tipo de imágenes que a veces nos ayudan a resolver ciertos problemas (como encontrar unas llaves perdidas, dialogar con gente que no está con vida, etc.).

Dentro de esas posibilidades se forman imágenes en base a ciertas aspiraciones y deseos propios, donde constantemente se generan proyecciones de toda clase, como puede ser tener un alto cargo en una empresa, ser una gran estrella de rock o estar con una determinada persona. Y esas proyecciones constantes (por lo general más confusas en sueños profundos y mejor definidas en el clásico “soñar despierto”) se van transformando en una suerte de realidad paralela en la que convivimos plácidamente, a tal punto que desearíamos seguir allí (algunos fanáticos de Los Simpson como yo recordarán el diálogo entre Bart y Lisa, cuando Lisa comienza a soñar despierta, Bart le grita para que se despierte y Lisa le responde –¿Para qué, si soy tan feliz aquí?–).

No vamos a detenernos a analizar minuciosamente qué es lo que generan esa clase de imágenes, pero lo cierto es que formamos todo un mundo paralelo y es aquí en donde comienza un fenómeno curioso. Ese mundo paralelo toma tanta fuerza en nosotros que permanece en nuestro inconsciente por un determinado tiempo, por ejemplo cuando un sueño agradable nos da cierta alegría para el resto del día. Nuestra mente y conciencia confabularon y armaron algo que indefectiblemente repercutió física y emocionalmente en nosotros.

Pero a veces el proceso es más largo que un sueño. Una recurrente historia se mantiene en lo que solemos llamar imaginación, aunque de manera más profunda. Generalmente a eso nos referimos cuando decimos vulgarmente “te hiciste la cabeza”, como puede ser cuando por un tiempo uno piensa que su esposa lo engaña, o uno cree que existe cierta relación con alguien que finalmente no resulta así. Es interesante evaluar en estos casos cómo nuestra mente trabajó sobre hechos que en realidad nunca sucedieron, ¡y cómo repercutieron en nosotros como si realmente hubiesen sucedido! La tan poderosa sugestión, dicho en términos de psicología.

Y dentro de estas alteraciones físicas y emocionales que se generan a través del trabajo entre mente, conciencia y subconsciencia hay otro fenómeno curioso: el de sentir nostalgia por hechos que jamás sucedieron. Cuando llevamos un tiempo “imaginando” que puede llegar a suceder algo que finalmente nunca sucede, terminamos absorbiendo como si hubiese sido real esa historia que nunca existió y pasa a formar parte de nuestros recuerdos. Por ejemplo un jugador de fútbol que comienza a jugar en una división inferior en tu país y con haber jugado bien tan sólo un par de partidos su cabeza empieza a imaginar su traspaso al equipo más importante del mundo y su éxito en el mismo. Se imagina todo: los diarios, reuniones, ofertas, triunfos, todo. Imaginemos que ese joven finalmente nunca llegue a nada, pero toda esa historia que armó durante meses en su cabeza puede repercutir tan fuerte en la persona como nostalgia pura.

Hemos logrado crear un presente inexistente para que en un futuro incierto recordemos un pasado que nunca sucedió. La mente “descansó” durante tanto tiempo en esas creaciones placenteras que ahora sufre la nostalgia.

2 Respuestas a “Nostalgia de lo que nunca pasó

  1. Ya lo cantó SABINA: ” No hay nostalgia peor, que añorar lo que nunca, jamás, sucedió”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s