Sobre las votaciones

A la gente no le gusta aceptar la realidad como única verdad. Molesta, incomoda, plantea errores del pasado e interrogantes para el futuro. ¿Así que lo que vivo hoy es el resultado de las cosas que hice mal? ¿Qué debo hacer para cambiar mi futuro? Reconozcámoslo: es una auténtica patada en los genitales. A nadie le gusta descubrir que el camino que estaba llevando era el incorrecto porque probablemente le puso dedicación, esfuerzo, proyectos, sueños. Y tampoco cae bien descubrir que las cosas no son como uno las creía. Pero la realidad es única. Los hechos son únicos. Existirán interpretaciones y verdades a medias, pero lo que es, tan sólo es.

Este tema lo venimos viendo en el blog desde hace años, pero se insiste siempre con lo mismo, como terco que no piensa cambiar de camino. De todas maneras, es bueno recordarlo porque, como dice el dicho, “el que avisa no traiciona”.

A esta altura me causa gracia –aunque sin cesar la tristeza- oír siempre los mismos argumentos de los pro y anti gobierno. Los que están a favor levantan la bandera del progresismo, revolución, anti imperialismo, socialismo, nacionalismo, distribución equitativa de las riquezas, etcétera. Los que están en contra hablan de fascismo, totalitarismo, que los votan los vagos mantenidos por los otros que sí trabajan, y así podemos estar todo el día.

Se enojan, insultan, burlan, levantan la voz, chocan. Pero pocos son los que conocen la realidad o al menos gran parte de ella.

Para los que votan la reelección de CFK yo les pregunto: ¿les gusta entregar al país, acabar con los recursos naturales y envenenar a la población? No voy a entrar en detalle (para eso están todos los artículos aquí publicados), pero les recuerdo que fue la propia Cristina que se opuso a proteger los glaciares y que se reúne frecuentemente con los directivos de la Barrick Gold, gigante minera mundial que se encarga de destruir, contaminar y eliminar recursos naturales, territorios y a humanos por un poco de oro. Mientras vos hablás de la excelencia de los planes, hay un chico muriéndose de cáncer causado por la explotación minera. ¿Sabías que gran parte del territorio hoy se utiliza para la industria sojera? La empresa Monsanto vende las propias semillas genéticamente modificadas (surgidas en laboratorio) y su propio herbicida, el glifosato. Esta práctica genera miles de millones de dólares principalmente a Monsanto, pooles sojeros y al propio gobierno con las retenciones. Pero, en contrapartida, destruye a la tierra, contamina todo a su paso y genera todo tipo de enfermedades a quienes trabajan o viven cerca. Por supuesto, el glifosato está prohibido en muchos países del mundo por lo letal. Otro dato interesante es que en Argentina está permitido el uso de la hormona BST en las vacas, que se utiliza para acelerar la producción de leche. Informate sobre la leche que les das a tus hijos y luego contame. Podría hablar de la droga, farmafia y mucho más, pero se haría demasiado extenso. Todo esto seguirá gracias a la eliminación sistemática de la educación, cultura y trabajo que comenzara hace 40 años y siguiera al día de hoy. ¿Es casualidad la inseguridad y la pobreza? Claro que no, forma parte del mismo plan.

Pensalo un ratito y decime cuánto más querés seguir siendo cómplice de eso. Si sos feliz viendo morir a un chico de cáncer, perder todos los recursos naturales y contaminar hasta el cansancio, seguí este rumbo que te irá bien.

Ahora viene la parte graciosa: los que no votan a CFK. ¿Creen que es muy diferente, que existen políticos y fuerzas políticas destinadas a pensar en la gente? Ilusos. La política está plagada de tipos dispuesto a responder a los dueños del mundo. ¿Creen que empleados y ex empleados del FMI, World Bank, JP Morgan y Bank of England como Lopez Murphy, Prat Gay y Mario Blejer pueden pensar en el pueblo? La realidad es que no habrá diferencia. Si ganara Alfonsín, probablemente terminaría atendiendo a David Rockefeller para que éste le diga qué ministro de economía debería poner (Como con De La Rúa en su momento, que le puso a Cavallo), y así sucesivamente.

La triste realidad es que no gobierna el gobierno, y mucho menos la gente que elige ese gobierno. Argentina sencillamente es una granja controlada por la elite mundial (Soros, Rockefeller, Rothschild, Kissinger, etc.) a través de sus corporaciones (Monsanto, Cargill, Barrick Gold, etc.), organismos controlados (FMI, World Bank, Trilateral Commission, etc.) y políticos como los que ya mencionamos.

¿Hay forma de solucionarlo? No lo sé, no lo creo, pero de lo que estoy seguro es que esas discusiones banales sobre el fútbol, planes y vagos mantenidos no sirven de nada, pero saber sobre la realidad, puede ser el inicio de un cambio. Y no le podemos echar la culpa a quienes votan de una u otra manera, porque fueron entrenados y concebidos para eso. Fueron y son engañados como a la gran mayoría.

3 Respuestas a “Sobre las votaciones

  1. coincido con todo salvo con que george soros es elite, el esta mas abajo que los rothschild,astor, goldsmith, rockefeller, van oranje y demas familias hipermillonarias

  2. Muy bueno artículo Lucas..Triste, muy triste ver el engaño tan descarado, la bura, y el objetivo cumplido en cuanto al lavado de cerebros de este gobierno..Todo esto va reventar mal…No falta tanto…Qusiera que ane Crisitna nuevamente para verla caer junto al país, porque independientemente de quien este “al mando”, es eso lo que inebitablemente va a suceder en este país de cartón pintado…

  3. buena reflexión y tristemente cierta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s