La decadencia de los profesionales de la medicina ortodoxa

Ya hemos abordado en infinidad de oportunidades al mundo de la farmafia con temas como vacunas, virus inventados, bloqueos a equipos y métodos de cura no convencionales pero efectivos y otros tantos más, pero hoy quiero dedicarme específicamente al médico.

Seguramente quienes tienen más de 30 años recordarán a los médicos de antes, aquellos quienes iban al domicilio para observar las condiciones del paciente, capaces de atender el teléfono durante un fin de semana y hasta llevarte al hospital en el caso que requiera algún análisis o examen específico. Esos profesionales de la salud, más allá de pertenecer al limitado mundo de la medicina ortodoxa, sentían vocación por su trabajo, y sabían que lo más preciado que tenían eran sus pacientes.

El paso del tiempo transformó a la mayoría de aquellos trabajadores de un oficio tan esencial para el hombre en mercenarios, amantes del dinero recibido por la gente que necesita ayuda y laboratorios que ofrecen comisiones por recomendar sus productos. El lema del médico actual es “andá a la guardia del hospital” y no le interesa en lo más mínimo tu salud, o la de tu hijo o padre. Conseguir hablar telefónicamente con un doctor es casi un milagro y, si es durante un fin de semana, imposible.

Las guardias de los hospitales, saturadas constantemente ya sean públicos o privados, no cuentan con los especialistas necesarios y abusan del ibuprofeno y antibiótico, como si fuesen capaces de curar desde una fractura expuesta hasta un tumor en el cerebro.

Ni hablar de las administraciones de los hospitales, que se animan a rechazar a un paciente recién llegado en ambulancia porque “no es socio del hospital y no hay camas para no socios” o sólo aceptan personas con la prepaga full y no la básica.

Sabiendo que la nobleza en el rubro de la salud escaseaba en los laboratorios, droguerías, obras sociales, hospitales y farmacias, hoy debemos agregar a la mayoría de estos fraudes de profesionales que, lejos de estar en el pensamiento “patchadamezco”, dejan morir a sus pacientes en los hospitales mientras juegan al golf con sus esposas terriblemente pasadas de botox, silicona y colágeno.

Me gustaría algún día volver a contar con un médico al que pueda llamar, que  venga a ver si estoy destruido y que sepa diagnosticar y dar tratamiento sabiendo que existen otros medicamentos además del ibuprofeno y de los antibióticos, hoy exageradamente utilizados por muchos de los hombres de guardapolvo blanco, pero no será así.

Lamentablemente en la actualidad si no te enfermás de lunes a viernes de 8 a 15, contás con una carísima prepaga y sos socio del hospital que te va a recibir, sos carne de perro.

5 Respuestas a “La decadencia de los profesionales de la medicina ortodoxa

  1. Totalmente de acuerdo… hoy la mayoria estudia medicina para tener el titulo de doctor y sentirse parte de una elite si asi se la quiere llamar.
    De ninguna manera tratan al paciente como persona con sentimientos y miedos … tratan a la gente como ratas de laboratorio, no te explican nada y ensima hay que tratarlos como dioses. Ya son contados con los dedos de la mano los que estudian por vocación sin tener en cuenta las ganancias por la profesión. una pena!

  2. Lucas: En muchas cosas que contás en este blog estas en lo cierto, pero en algunas no.
    Primero y principal estas generalizando, hay miles de médicos que no actuan así.
    Si en este pais no habría médicos con vocación simplemente no existiria la salud publica. Me gustaría que algún médico que lee este blog y trabaja en la salud pública, comente cuanto se le paga en un hospital y las horas que trabaja (incuyendo las guardias).
    En lo que decíes en cuanto a las obras sociales o prepagas estoy totalmente deacuerdo:
    Hoy en día casi no existe el médico que trabaje exclusivamente con pacientes en forma privada, casi todos la gran mayoria de sus pacientes son de obra social o prepagas. Estas “empresas de la salud” no pagan la consulta con el costo adecuado (acá también me gustaría que algún médico comente cuanto les paga las prepagas por consulta)
    por eso el profesional debe maximizar la atención (turno, sobreturno, etc) que llevan a una atención mas rapida y menos tiempo de tratar al paciente. Ni hablar de los sanatorios!!!
    Si el médico antendiera con turnos largos como se hacia hace 30 años, no podría ganar lo suficiente para vivir.
    No creas Lucas que todos los médicos estan llenos de plata, en eso estas equivocado. La gran mayoria no es así.
    Un abrazo.

  3. Totalmente de acuerdo con Uds. No creo q todos los medicos piensen solamente en el dinero; pero, como siempre, el sistema esta diagramado para que cierta gente se dedique a esta profesion como un gran negocio. Yo creo que no se tiene que jugar con la gente y “muchisimo menos” en la salud. Sigo “(sin entender)” como en este mundo, la salud y todo lo referente a esto, involucra al dinero. ¿Porque las personas sin dinero tienen menos derechos a la vida?. ¿Cuando se destapara la olla?? Seguimos a la espera… Mientras tanto sigamos sobreviviendo.. Salud os ..

  4. jesus de miguel alcantara

    “El Marketing de la Locura – Vendiendo la Enfermedad ”

    EL Marketing de La Locura
    Un vídeo de los canales Ankesenaton y SaavedraAbel
    La compra-venta de la enfermedad es una estrategia altamente exitosa que convierte las situaciones normales de la vida en condiciones de enfermedad psiquiátrica, haciendo que la gente de todos los estratos sociales se preocupe acerca de la “enfermedad mental” más reciente; y que soliciten una pastilla.

    LA TEORÍA DEL “DESEQUILIBRIO QUÍMICO DEL CEREBRO” ES EL FRAUDE MÁS EXITOSO DE LA PSIQUIATRÍA.

    Al paso de los años, la psiquiatría ha convencido a millones de personas que sus cambios emocionales, se deben a la deficiencia de serotonina y que solamente pueden ser aliviados tomando fármacos que trastornan la mente, como los antidepresivos.

    Cuando se dio a conocer la teoría del desequilibrio químico cerebral, surgió una avalancha de críticas y cuestionamientos, tanto que, el Dr. Steven Sharfestein, entonces presidente de la Asociación Americana Psiquiátrica (APA) tuvo que retractarse públicamente diciendo que “no existe ‘ninguna prueba contundente de laboratorio que determine la existencia de un desequilibrio químico en el cerebro”.

    El vocero de la APA, el Dr. Marc Graff, dijo que la teoría del desequilibrio químico del cerebro, ERA PROBABLEMENTE UNA AFIRMACIÓN PROVENIENTE DE LA INDUSTRIA FARMACÉUTICA
    (No resulta para nada sorprendente si consideramos que sólo por la venta de antidepresivos semueven más de 13 mil millones de dólares anuales).

    Cuando se le preguntó al Dr. David Burns, ganador del premio A.E. Bennett de la Sociedad de Bioética de Psiquiatría, sobre el estatus de la teoría del desequilibrio químico de la serotonina, dijo: “pasé los primeros años de mi carrera, investigando tiempo completo el metabolismo de la serotonina, pero nunca encontré ninguna evidencia convincente de que cualquier trastorno psiquiátrico, incluyendo la depresión, fuera debido a una deficiencia de serotonina del cerebro, de hecho no hay forma de medir los niveles de serotonina en una persona viva, por lo que no hay forma de probar éstas teorías”.

    A pesar de estos hechos, se les ha prescrito psicofármacos a decenas de millones de personas en todo el mundo, Muchos de los consumidores creen, debido al bombardeo de publicidad, que están corrigiendo una condición física, CONDICIÓN QUE SIMPLEMENTE NO EXISTE.

    Recién en el 2004, y después de las innumerables tragedias que se habían registrado, se alertó al público del riesgo que corren los niños y adolescentes al tomar antidepresivos. También los adultos corren los mismos riesgo (entre ellos el suicidio).

    Los antidepresivos son peligrosos, causan entre otras cosas, ansiedad, agitación, ataques de pánico, insomnio, irritabilidad, hostilidad, impulsividad, acatisia (intranquilidad severa), hipomanía (excitación anormal, manía leve) y manía (psicosis caracterizada por sentimientos exagerados y alucinaciones).

    Mientras que los psiquiatras insisten en que la enfermedad es una condición neurobiológica, y han gastado miles de millones de dólares sin haber conseguido evidenciar esta teoría, el psicólogo Bruce Levine, autor de Commonsense Rebellion (La Rebelión del Sentido Común) está dentro de aquellos que han enderezado los conceptos diciendo: NO SE HAN ESTABLECIDO MARCADORES BIOQUÍMICOS O GENÉTICOS PARA EL TRASTORNO POR DÉFICIT DE ATENCIÓN, EL TRASTORNO OPOSICIONISTA DESAFIANTE, LA DEPRESIÓN, ESQUIZOFRENIA, ANSIEDAD, COMPULSIÓN POR EL ALCOHOL O EL ABUSO DE DROGAS, SOBREALIMENTARSE, APOSTAR, O NINGÚN OTRO DE LOS SUPUESTOS ENFERMEDADES, MALES O TRASTORNOS MENTALES.

    Fuente: EmpoweredByKnowledge

  5. El tema que los médicos trabajen en hospitales por poco dinero es sencillamente para hacer curriculum o son los de descarte que no tienen dinero o no pueden tener una clientela en forma privada. Es lo mismo, por ejemplo, de los profesores de facultad.
    En mi época le pagaban muy poco pero en su tarjeta de presentación ponían Profesor UBA y eso les compensaba.
    En el caso de la psiquiatría es mucho peor, los pacientes ya son clientes fijos, lo único que hacen es recetar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s