El salmón

No sé si les habrá pasado alguna vez en la vida o de hecho les sucede a diario, pero últimamente me da la clara sensación que en el mundo hay que ser sorete, garca, irrespetuoso, maleducado, sinvergüenza, desconsiderado, oportunista, ventajoso y canalla. Con eso no me refiero a quienes controlan el mundo, de los que sabemos de entrada que son soretes por naturaleza. Estoy hablando de lo cotidiano, el dueño del negocio de la esquina, aquel familiar, este amigo, etc. Todos los días escucho cosas como “aquel fajaba a la mujer”, “aquellos ocuparon la casa de aquí a la vuelta simplemente porque estaba medio abandonada”, “el tipo ese la trata de idiota y estúpida todo el tiempo a la señora”, “el otro vecino se consiguió un buen abogado y logró que no tenga que pasarle cuota alimentaria a su ex y 4 hijos”, “mirá como el de la camioneta 4×4 pasa en una curva a 4 camiones con una cola de 6 autos atrás simplemente simplemente porque puede acelerar”, “aquella vieja lleva bastón a cobrar la jubilación para que no tenga que hacer cola cuando en realidad no lo necesita”, “este otro se cuelga del cable y de la luz”, “aquella señora bancó al hijo borracho durante 50 años y ahora él le vendió la casa y ni siquiera quiere pagarle un geriátrico”, “el tachero se hizo el boludo y se quedó con el cambio”, “aquel cagó al amigo en el laburo para quedarse con su puesto”, y miles de otros ejemplos más.

El disparador de esta reflexión fue que el otro día, tras una agradable cena y una mejor aún posterior sobremesa, dialogando un poco de todo, me dijeron que soy muy “naif”. Naif, si bien tiene que ver con una corriente artística, básicamente significa “ingenuo” en francés. Fue una forma de llamarme “inocente” debido a que me sorprendo cada vez que observo este tipo de comportamientos y actitudes que son parte de la cotidianidad de la sociedad. Comprendo que me digan que soy naif porque me asombro ante este tipo de historias, pero desde ya no lo comparto porque simplemente no me considero inocente y tengo muy en claro que sucede a diario.

No me sorprendo pensando <<¡Mirá lo que sucede en la vida real!>>, me sorprendo porque no logro entender dos hechos: cómo una persona puede llegar a manejarse con esa clase de proceder en la vida (¿qué te pasa en la cabeza como para golpearle a una mujer o cagar a un amigo?) y en segundo término cómo logran estas personas beneficiarse y cumplir sus objetivos de esta manera (mujeres maravillosas sometidas a constantes agresiones verbales con tal de seguir con ese tipo, hombres que llegan a altos cargos por ser buchones o sindicalistas que se llenan de guita a costa del obrero).

Me altera desde lo más profundo de mi ser escuchar este tipo de cosas. Intento buscar cierto consuelo pensando en la justicia o hasta ignorarlo. Pero ya no puedo más, estoy harto. Siento que esta clase de gente son mayoría y controla lo malo y bueno de este mundo. No soy un monje, ángel o gurú, pero estoy cansado de esa clase de gente.

A veces pienso que el equivocado soy yo. Que los principios, valores, convicciones, ética y moral que más o menos mínimamente uno puede llegar a tener ya no valen nada. ¡Aventajate sobre el otro, menospreciá, sé maleducado, caga a todo el mundo mientras puedas!, parece decirte el contexto permanentemente. De pronto, el tipo al que le duele herir a otra persona, que cree que las cosas se deben obtener con el sacrificio propio, que se debe respetar, que tiene sentido de la responsabilidad y  que no se debe maltratar a ningún ser humano se ha transformado en el salmón de la sociedad, el que va contra la corriente.

Llámenme naif, ingenuo, inocente o hasta  idiota, pero no pienso cambiar con respecto a eso. Es más, en lo único que voy a cambiar es que antes evitaba involucrarme, hacía oídos sordos y hasta lo ignoraba. A partir de ahora entre esos tipos y yo hay algo personal, diría Serrat. Sé mayormente reconocer lo que está bien de lo que está mal, lo que me hace sentir bien de lo que me hace sentir mal, y no siento que me atraiga ser un sorete, si no todo lo contrario.

11 Respuestas a “El salmón

  1. y esto???

    http://www.hora25prensa.com/verguenza.htm

    JUEZ YA NO DENUNCIARÁ A POLÍTICOS NI A POLICIAS

  2. nadiemejorquenadie

    Buenos, si , a veces parecemos extraterrestres todos los que nos sorprendemos de la actitud de otros tantos, pero no creo yo que seamos minoría, todos somos ignorantes sólo que de cosas diferentes, lo que si está muy extendido es que el crápula se vanaglorie de serlo y trate de tonto al que no lo es, pero quizá debemos ser los que no nos consideramos así los que no abandonemos la conversación al primer “Eres muy Naif” y a lo mejor la contestación seria ¿Te he comentado yo a ti lo que me parece que eres con la actitud que dices tener…Entonces no me atribuyas un eres tal o cual cosa..eso se llama estar a la defensiva , pero con gente que no consideramos muy ética no es una actitud tan insana.Ahora que tengo descendencia veo lo manipulables que son lo pobres niños, y digo yo que con tantos años de educación masona a nuestras espaldas, demasida suerte tenemos de no estar ya en la tercera guerra mundial. Un Saludo.

  3. !!larga vida a los naiff¡¡ y a la frase de Serrat

  4. Bueno, querido Rafa, me alegra escuchar tu queja, pero debes saber que no es así en todas partes del mundo como en la Argentina. Lamentablemente, desde que me vine a vivir a Egipto no dejo de aprender lo bueno que puede ser el ser humano, cuando respeta a sus mayores, cuida a la mujer, hace la oración que Allah nos mandó, da a los pobres, da de comer a cualquiera que necesite, cobra un alquiler bajo para poder dar casa y poder sacar algo de dinero, y muchas cosas más, la gente es alegre acá y las mujeres se casan vírgenes, como los hombres. Eso es porque se mantienen los valores de la familia, y porque es una sociedad basada en el Islam. Lamentablemente el pueblo argentino es muy cerrado al Islam gracias a la propaganda idiota sionista y seguirá viviendo así mientras siga negando la verdad del Corán, hermano. Es fácil decir que no hay Infierno ni Paraíso, pero es mejor informarse antes que hablar sin saber.

  5. Sabés que pasa hermano? que el mundo está al revez y la única manera de sobrevivir es siendo parte del sistema, volverse loco o mi tercera posición que es ser Gris tenemos que disfrazarnos de sombras para ilumina desde adentro de las cuevas, particularmente estoy cambiando mi forma de proceder contestando con amor todo el mal recibido y sabes que sucede a estos personajes? que se quedan desorientados no saben como reaccionar y ante su estupido proceder quedan aún más en evidencia hay que ofrecer la otra mejilla no el otro cachete, y no me refiero a una cuestión masoquista autodestructiva sinó a dar una nueva oportundiad de redención todos tienen ese potencial aunque ultimamente el humano me desmuestre lo contrario pero personas que sienten ese fuego interno como vósme dan esperanzas de poder construir un nuevo mundo basado en el Amor, leyendo sobre todo estos nefastos sujetos que nunca se sentaron a palpar la tierra y sentir el planeta en el que tienen la fortuna de andar, o que nunca sintieron el amor de la sonrisa de un niño o de un ser viviente de verdad.

    Esa frialdad y esa deshumaniación embrutecedora los lleva a la deriva y por eso aceptan dioses de papel y cemento y ofrecen sacrificios de sangre por nada.

    Creo en personas que como vós estan poniendo su grano de Amor en éste mundo, uno peude cometer errores pero debemos caminar hacia la evolución, las revoluciones caen y son apagadas con fuego pero la evolución es imparable, debemos ser grises es la ñunic amanera de trascender y ser uno con el infinito.
    Todo en el universo y las dimensiones estan en constante cambio y tranmutación, todo gira lenta y caoticamnte, debemos dejar fluir nuestro Amor que tan apagado está, es la única manera no por anda todos los que promovian el Amor fueron apagados o silenciados el Amor mueve montañas, cuando hay amor de verdad ya no quedán dudas, y uno debe comprometerse con la evolución personal caminar su propio Tao y si uno toca el camino del prójimo que sea para bien y darle Amor.

    Lamentablemente nos toca un mundo encandilado por las sombras hay que ser astutos y reconocer nuestra escencia en los ojos que el Amor sea el llamado a los caballeros orlados.

    Pax Et Bonum

  6. SI ESTO DIJERON DEL SIGLO XX…
    EN EL XXI NOS ESTAMOS SUPERANDO…..

    CAMBALACHE

    Que el mundo fue y será
    una porquería, ya lo sé.
    En el quinientos seis
    y en el dos mil, también.
    Que siempre ha habido chorros,
    maquiavelos y estafaos,
    contentos y amargaos,
    barones y dublés.
    Pero que el siglo veinte
    es un despliegue
    de maldá insolente,
    ya no hay quien lo niegue.
    Vivimos revolcaos en un merengue
    y en el mismo lodo
    todos manoseados.
    Hoy resulta que es lo mismo
    ser derecho que traidor,
    ignorante, sabio o chorro,
    generoso o estafador…
    ¡Todo es igual!
    ¡Nada es mejor!
    Lo mismo un burro
    que un gran profesor.
    No hay aplazaos ni escalafón,
    los ignorantes nos han igualao.
    Si uno vive en la impostura
    y otro roba en su ambición,
    da lo mismo que sea cura,
    colchonero, Rey de Bastos,
    caradura o polizón.
    ¡Qué falta de respeto,
    qué atropello a la razón!
    Cualquiera es un señor,
    cualquiera es un ladrón…
    Mezclao con Stravisky
    va Don Bosco y La Mignon,
    Don Chicho y Napoleón,
    Carnera y San Martín…
    Igual que en la vidriera
    irrespetuosa
    de los cambalaches
    se ha mezclao la vida,
    y herida por un sable sin remache
    ves llorar la Biblia
    junto a un calefón.
    Siglo veinte, cambalache
    problemático y febril…
    El que no llora no mama
    y el que no afana es un gil.
    ¡Dale, nomás…!
    ¡Dale, que va…!
    ¡Que allá en el Horno
    nos vamo’a encontrar…!
    No pienses más; sentate a un lao,
    que ha nadie importa si naciste honrao…
    Es lo mismo el que labura
    noche y día como un buey,
    que el que vive de los otros,
    que el que mata, que el que cura,
    o está fuera de la ley…

    Letra y música de Enrique Santos Discépolo (1935)

  7. Un gusto reencontrarme con vos Lucas!! ya te extrañaba.
    Leí tu post y me ciento 100% representado. Y realmente lo que siento a diario es impotencia, ni bronca, ni odio, solamente impotencia, quiero ignorarlo pero muchas veces no puedo.
    Depués de muchas veces pensarlo y sentirme “un boludo” (idiota para los amigos del resto del mundo) opte por una posición: Me gusta ser así, no puedo ser corrupto, metiroso, ventajero, embaucador, maleducado, etc, etc, etc. Me gusta ser naif, como dirían tus amigos. Prefiero ser educado, respetuoso, leal, amigo, fiel, correcto, ético, etcetc. Y cuando actuo de esta forma me siento muyyyyyy bien. Me gusta ser así, aunque no obtenga las ventajas (aparentes) de los demás.
    Lo que también es verdad Lucas, es que vivimos en Argentina y que la cultura del “chanta” (estafador, ventajero, mentiroso) es epidemia.
    En el resto del mundo no es tan evidente (obvio que hay en todos lados).
    No quiero ser mala onda pero viendo la juventud (ya me parezco a mi abuela, tengo 37) que viene la cosa va a estar peor.
    Un abrazo!!

  8. Me alegra leer este post. ¿Parece extraño no? En realidad me alegra confirmar día a día lo que sospecho desde hace tiempo: algo te está pasando, algo está cambiando en vos. Y creo que es algo positivo.
    Puedo ver dolor y bronca en tus palabras. Ambas emociones te invaden mayormente porque no entendés por qué ocurren tales cosas. ¿Por qué “parece” que hay que ser un excremento para sobrevivir? ¿Por qué estamos rodeados de personas que causan mucho dolor y sufrimiento? ¿Por qué hay personas que están atrapadas en un ciclo de dolor y sufrimientos? ¿Por qué parece que son más los “malvados”? ¿Por qué los “malvados” manejan el mundo? ¿…?
    Tengo buenas noticias: cada pregunta TIENE una respuesta; existe la posibilidad de entender qué está ocurriendo. Ahora bien, la noticia que quizá no te guste tanto recibir es que encontrar estas respuestas es un camino dificil, divertido, pero dificil. Para seguir este camino hay que sacarse las zapatillas y caminar descalzo. Las zapatillas nos mantienen aislado de la realidad. Al principio dolerá porque hay piedras y espinas en el camino. Tendremos que “acosumbrarnos” a estos obstáculos y caminar.
    Por si no está claro, para seguir este camino debemos abandonar todas las creencias, preconceptos, prejuicios, y toda estructura sobre la que estemos acostumbrados a usar como plataforma de pensamiento (zapatillas), ellas nos mantienen aislados de la realidad. A penas comenzamos a recorrer este camino de descubrimiento, ahora ya sin las “zapatillas”, empezaremos a notar cosas que antes no notábamos, y este contacto inicial con la realidad duele (piedras y espinas). Pero una vez que empezamos a entender esta realidad y su naturaleza va doliendo cada vez menos.
    Supongo que te preguntarás: bueno, este tipo parece tener las respuestas ¿qué espera para dármelas? Lamento decirte dos cosas: la primera es que no tengo todas las respuestas; y la segunda es que no es tan fácil. Si las respuestas no surgen como resultado de un esforzado proceso de descubrimiento personal, ningún cambio generarán en vos. Es por eso que no te estaría ayudando (ni yo ni nadie) si respondiera tus preguntas como si fuera el cuestionario de un examen.
    ¡Sabés por donde empezar, LO SÉ!. Confiá en tu intuición, sos muy intuitivo pero no te tenés confianza. No le des crédito a nada que no sientas que lo merezca. No trances con un sistema que quiere hacerte sentir irracional, desconectado, raro y marginal. Sé lo que tengas que ser y hacé lo que se deba hacer, sin importar que vayan a pensar los demás, a conciencia.
    La próxima vez que te digan naif, no te enojes, es sólo un nombre, un mote, una etiqueta. El que te la pone cree que con eso recuperó el control de su vida. Esta persona no sólo tiene que hacerte sentir que estás fuera de lugar, sino que de esta manera logra seguir justificando en el tiempo una actitud que vos y otras personas reprochan.
    No te será de gran utilidad ubicarte en lugares como por ejemplo “soy la víctima de la sociedad”, “yo soy mejor que todas estas personas”, “soy un incompredido”, etc… La autocompación y la autoconsideración son obstáculos para la expanción de tu conciencia.
    Por otro lado no produce nada positivo en vos decir “ahora es personal”, pues realmente no lo es. Tampoco resultará muy útil hacer como alguien comentó en este mismo post: “pon la otra mejilla”. De esa manera no sólo no te ayudás a vos mismo, sino que tampoco ayudás a la otra persona; alimentás aquello que da origen a su proceder y lo hacés más fuerte. Por último no considero buena idea esa modalidad de “respondamos con amor”, “tiremos ondas de amor y paz”. Darle amor a un ser que no lo quiere es atentar contra el libre albedrio de esta persona. Aunque parezca extraño es una actitud egoista.

  9. Hola Lucas, tanto tiempo.
    En capilla del monte y alrededores no es tan mala la cosa, el tema es que estas en una ciudad. yo vengo de una ciudad, la misma que vos, es hasta que te hartas, despues cuando no la necesitas mas o ya cumpliste tu mision te venis al interior. Te haces tu huerta, construis algo en barro, te buscas una linda chica y listo.
    Es mas, si te conectas con Jesus y La Madre Maria, y lees los apocrifos te cierra todo. ESTE MUNDO ES UNA ESCUELA!
    Abrazo
    Gabo

  10. @gabo, no creo que sea tan simple pero debo coincidir en algo con vos pues has dicho una GRAN VERDAD: ESTE MUNDO ES UNA ESCUELA! Así es, el propósito de la existencia (y hablo de existencia en un sentido amplio) es aprender. De hecho lo único que hay son lecciones. Eso es todo…

  11. palabras de aliento te puedo entregar,
    no dejes de luchar contra la corriente
    como todo buen salmón,
    no dudes que la satisfacción que encontrarás al final, llenará tu ser de integridad, y te ayudará a encontrar tu propia verdad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s